Si no tienes claro qué parte es la que mejor se adapta a tus recetas, aquí te dejamos una breve descripción de las distintas piezas que se pueden sacar del cerdo, sus características y la mejor forma de cocinarlas para sacarles todo el partido.
 

CARRILLADAS O CARRILLERA
Pieza magra situada en la parte inferior de la mandíbula. Es una carne magra muy tierna, jugosa y con un sabor delicioso. La mejor receta es hacerla en salsa, bien cocinada es una carne que se deshace en la boca.
AGUJA
Es la pieza que encontramos en la parte superior del cuello. Su carne tiene muchas varillas finas de grasa, que le aporta jugosidad y melosidad. En recetas es perfecta para el horno o para cortarla en chuletas.
PRESA 
Es la pieza que se encuentras sobre la paletilla, con forma de bola. Es una carne muy jugosa debido a la gran cantidad de grasa intramuscular. Perfecta para recetas a la plancha o a la brasa.
PALETILLA 
Piezas que sacamos de las patas delanteras del animal. Se realiza el proceso de curación que el jamón. Es una carne muy jugosa, la parte más sabrosa para curar. Uno de los platos de referencia de la gastronomía española. 
PRESA DE PALETA
Es la pieza que encontramos junto a la paletilla y forma parte del cabecero de lomo. Es una carne con mucha fibra, jugosa y nutritiva. Su magnífico sabor se aprecia mejor cocinada poco hecha
 

PLUMA 
Pieza triangular situada en la parte posterior del lomo. Carne de gran calidad y textura suave. Para apreciar su irresistible sabor mejor cocinarla a la plancha o a la brasa.  
LOMO
Es la pieza alargada junto al espinazo, en la zona lumbar del cerdo. Se trata de una pieza bastante grande de la que se sacan distintos cortes: Filetes de cinta de lomo, Corona, Chuletero, Cabecero o Chuletas. Una carne exquisita y tierna. Su sabor se aprecia mejor en recetas a la brasa, plancha o con salsas de roquefort o pimienta.   
SECRETO
Pieza muy fina que se encuentra en la parte del lomo más cercana a las paletillas. Se trata de una carne con gran cantidad de grasa infiltrada, lo que le aporta una textura y jugosidad muy grandes. La mejor forma de disfrutar de su sabor natural es cocinarlo a la plancha sin cortar.
COSTILLAS 
Es la pieza que se obtiene al despiezar al cerdo. Cuando el tamaño supera los cinco huesos se llama costillar. Una carne jugosa y sabrosa gracias a la combinación de carne magra y grasa, que hace las delicias de los amantes del cerdo. Una pieza muy versátil que se puede disfrutar cocinada a la parrilla, frita, en salsa o guisada.
SOLOMILLO 
Pieza alargada y redondeada que encontramos entre el lomo y las costillas. Se trata de la parte más demandada del cerdo por ser una carne magra y muy tierna. Su jugosidad permite cocinar la pieza completa o en medallones en multitud de recetas desde al horno o a la plancha. 
JAMÓN
Si hay una parte famosa y apreciada del cerdo, ese es el jamón. Son las patas traseras que tras un proceso de salado, secado y maduración dan una carne curada de forma natural que hace las delicias de los paladares más exquisitos.
PANCETA
Pieza que se saca de la barriga del cerdo, formada en su mayor parte por grasa y una pequeña parte de carne. Se trata de un tocino muy utilizado en la cocina tradicional española tanto como complemento en guisos como en barbacoas, además de ingrediente imprescindible en una buena “pringá”.

Hasta aquí las partes más comunes del cerdo, que como veréis, son casi todas.

Y para demostrar el dicho popular de que “Del cerdo nos gustan hasta los andares”, tan solo tenemos que añadir a nuestra lista “la casquería”. Esas piezas que o te horrorizan o te encantan y que en nuestro país tienen una gran cantidad de recetas que son auténticos manjares.  

CARETA
Pieza de carne formada por las orejas, el hocico y el labio superior. De textura gelatinosa. Se utiliza como complemento en recetas de guisos.
LENGUA
De textura gelatinosa. Se utiliza como complemento en embutidos y recetas de guisos. 
LABIO INFERIOR
De textura gelatinosa. Se utiliza como complemento en recetas de guisos.
CASTAÑETAS
Pieza sacada de las amígdalas. De textura gelatinosa y sabor fuerte. Cocinadas en recetas guisadas, al vino, al ajillo o en salsa.  
CRIADILLAS
Pieza sacada de los testículos del cerdo. De agradable textura y sabor peculiar. Perfectas para cocinar a la plancha, rebozadas o guisadas. 
MANITAS
Son las patas del cerdo, la parte en la que apoya. De textura suave y gelatinosa. Cocinadas en recetas guisadas quedan tiernas y melosas, 
RABO
Es la cola del cerdo. De textura cartilaginosa. Cocinado frito, en salsa, estofado o en recetas guisadas.

En distribuciones Framohe ponemos a tu disposición una amplia selección de cerdo de distintas razas para que puedas ofrecer a tus clientes las mejores recetas con la carne de más alta calidad. Ponte en contacto con nosotros y descubre todo lo que podemos hacer por tu negocio.