Es muy fácil que algunas carnes crudas puedan contaminarse con bacterias y la única forma de eliminarlas es cocinándolas.

Por recomendación médica las embarazadas y los niños, deben tener especial cuidado con el punto de cocinado de las carnes,  pero es algo que debemos tener en cuenta todos. En estos meses de calor las barbacoas con amigos y familia son un plan preferente, por eso os dejamos algunas recomendaciones para disfrutar de todo el sabor de la carne la carne de la forma más segura.

Si hay un plato estrella en todas las barbacoas, ese es la hamburguesa. Y es una de las carnes que mayor riesgo de contener bacterias tiene. Al estar fabricadas con carne picada, no se puede garantizar que el interior de la misma no esté contaminado, ya que el proceso de picado deja pasar cualquier bacteria que estuviera en la superficie de la carne, por lo que es importantísimo no comerla poco hecha.
Este es el motivo por el que la carne picada es tan delicada. Hay que tener especial cuidado en su conservación, siempre a 4 grados o menos y no conservarla sin consumir más de dos días desde que se pica. ¡Y recuerda! Esta norma es aplicable a cualquier receta que realicemos con carne picada, como pueden ser albóndigas, lasaña o una salsa boloñesa.
 

La carne de ave es la que tiene más riesgo de contaminarse debido a las bacterias que viven en el intestino, sobre todo en el pollo. Las bacterias se multiplican rápidamente a más de 4 grados, por lo que si no las cocinamos completamente pueden llegar a intoxicarnos.  
 

La carne de cerdo, debido a su alto contenido en grasa, tiene gran facilidad para intoxicarse con bacterias. Aunque no es una carne que se suela consumir cruda, debemos prestar atención a su punto y hacerla bien, ya que así conseguiremos también que esté más blanda y quede más sabrosa.

Es muy importante mantener unos niveles de higiene muy cuidados, evitar mezclar distintos tipos de carnes y poner especial atención en la temperatura a la que mantenemos la carne antes del cocinado.

Independientemente del tipo de carne elegido para cocinar, lo más importante es que sea lo más fresca posible y que tenga la mejor calidad. En Framohe hacemos reparto diario a carnicerías y restaurantes para asegurar la frescura de la carne.
Ponte en contacto con nuestros comerciales y descubre la calidad Framohe para tus platos.